top of page

Una réplica perfecta del famoso Red Pig de AMG será subastado



El “Cerdo Rojo” original fue creado a principios de los años setenta en las instalaciones de un viejo molino ubicado Brugstal, Grossaspach, Alemania. La base para la creación del Red Pig fue un Mercedes-Benz 300 SEL con un V8 de 6.3 litros, que de por sí ya tenía prestaciones de un deportivo siendo un enorme sedán.


El legendario Red Pig es, sin duda, uno de los autos de carreras más salvajes e icónicos de Mercedes, y ahora alguien podrá tener una fabulosa réplica exacta que saldrá a subasta próximamente en la casa Oldtimer Galerie en Toffen, Suiza.


El Mercedes-Benz 300 SEL 6.3 que se consideró en su época como el “Súper Sedán” ya que los ingenieros de MB lograron montar el gigantesco motor del 600 SEL Pullman en un vehículo con una distancia entre ejes más corta, un león rasurado que podría asustar a muchos de los Ferrari o deportivos de la época.


Aquí es cuando entran en escena los locos de AMG -que en esos años era una empresa totalmente ajena al corporativo de Mercedes-Benz y además era muy mal vista por el fabricante alemán.



Los ingenieros Aufrech y Melcher -de AMG- decidieron que el ya monumental V8 de 6.3 litros no era lo suficientemente potente, y lo “abrieron” a 6.8 litros logrando que el sedán elegante entregara 400. ¡Hoy 400 hp son muchos, imagínense en los 70!


Todo el lujo y los finos materiales -madera y piel- usados en el interior del 300 SEL acabaron en la basura, ya que los preparadores de AMG decidieron eliminar todo lo que agregara peso extra. También se agregó una suspensión de carreras y salpicaderas ensanchadas para dar cabida a unos rines Ronal y llantas mucho más anchas para ayudar a mantener al Red Pig pegado a la pista. El toque final fue una caja de cambios manual de cinco velocidades.



El Red Pig por su aspecto y dimensiones fue algo completamente fuera de lugar en una pista de carreras y a los locos de AMG les llovieron críticas y justamente ahí nació el apodo de Red Pig, Rote Sau o Cerdo Rojo. Todas esas críticas fueron silenciadas cuando el gran auto de AMG logró un segundo puesto absoluto en las 24 horas de Spa de 1971, consolidando así firmemente su lugar y ganándose una gran reputación ante todos, hasta de la misma Mercedes-Benz, que siempre miraba lo que hacía AMG con recelo, pero ahora con respeto.


El auto será subastado en Oldtimer Galerie en el marco del "Swiss Classic World Lucerne", se construyó minuciosamente durante varios años y cuenta con un V8 de 6.8 litros y una caja de cambios manual como el Red Pig original.



Solo ha recorrido 500 kilómetros, lo que significa que está más que listo para salir a la pista con su próximo propietario. Y una cosa que vale la pena señalar es que está considerando como un auto de competencia, por lo cual carece de placas y no puede circular por carretera, por lo menos en Europa.


No tenemos más datos, como el precio de salida, pero seguramente se irá con un precio elevado, pues según datos estadísticos se han vendido otras reproducciones en casas de subasta como RMSothebys y los montos pagados se acercan al medio millón de euros.

10 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page