top of page

Tu Tesla podría tener menos autonomía de la que indica



El Tesla Model Y es el coche eléctrico más vendido del momento; el Tesla Model S uno de los modelos con más autonomía; el Tesla Model X es uno de los todocaminos sin emisiones más deseados y el Tesla Model 3 es el más vendido.


Esto, a simple vista, nos indica la gran popularidad que tiene la firma de Tesla. Sin embargo, y a cargo de una nueva investigación, el multimillonario Elon Musk se ha visto envuelto en otra polémica, esta vez relacionada con la autonomía de sus coches: podría exagerar masivamente en los datos de autonomía proporcionados.


La autonomía de un coche (sea eléctrico o no) es básicamente la distancia máxima que puede llegar a circular un vehículo sin necesidad de parar a rellenar el combustible otra vez. En caso de vehículos eléctricos sería la distancia que nos queda para volver a cargar la batería.


La capacidad de autonomía se mide en kilómetros, por lo que si la capacidad es mayor, el coche dispondrá de más autonomía. Es importante calcular bien la autonomía de nuestro vehículo en función de su consumo, ya que no siempre podemos parar a rellenar o recargar.


Ahora bien; los coches eléctricos cada vez tienen más autonomía, pero no tanta cómo los coches de combustible, ya sean diésel, gasolina o híbrido. Poco a poco se va mejorando las prestaciones de los coches eléctricos y la duración de las baterías para poder ofrecernos una mayor autonomía. En este campo, Tesla de Elon Musk parecía ser una de las más importantes, pero una investigación a cargo de Reuters nos ha hecho saber que sus coches exagerarían de forma masiva los datos de autonomía.



La investigación a cargo de Reuters revela una gran cantidad de detalles sobre los números inflados que los expertos en vehículos eléctricos conocen desde hace años, describiendo las estimaciones de rango de Tesla como «optimistas», por decir lo menos.

La inflación, como suele ser en el caso de las acciones controvertidas en Tesla, vino desde la cabeza y presidente ejecutivo de la empresa. Así, el fabricante habría manipulado las lecturas de los tableros de sus coches eléctricos para ofrecer proyecciones optimistas a los potenciales compradores.


Por ejemplo, los propietarios de varios modelos lanzados durante ese periodo observaron que, con una carga al 100%, podían realizar largos recorridos, similares a los de los coches de gasolina. De esta forma, cuando la batería del coche está por encima del 50%, este no mostraría una cifra real. Sin embargo, cuando el porcentaje de batería va disminuyendo este dato sería más real.



La compañía liderada por Elon Musk ya estuvo sumida en una polémica idéntica en Corea del Sur. Los estadounidenses fueron multados con 2.800 millones de wones (2,1 millones de euros) por publicidad engañosa. El motivo aportado por la Comisión de Comercio Justo surcoreana fue que Tesla habría mentido con la distancia que sus vehículos podían recorrer y sobre la velocidad a la que se podían recargar sus baterías.


Aún no se ha podido determinar si Tesla sigue utilizando este tipo de algoritmos. Pero, según el medio, los expertos continúan señalando a la empresa por exagerar la distancia que sus vehículos pueden recorrer antes de que se agoten sus baterías.

5 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page