Rolls-Royce 103EX, el auto de lujo del futuro.