Porsche 911 Targa, una historia de innovaciones.


Desde su lanzamiento en 1965 este modelo llamó la atención por presentar una nueva propuesta para el mercado de autos deportivos.


En 1965 en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt el mundo conoció por primera vez el Porsche 911 Targa. De inmediato este modelo llamó la atención porque no era ni un cabriolet, ni un coupé, ni un sedan, ni un descapotable de techo duro, sino un nuevo concepto en el mercado: el primer cabriolet con una barra antivuelco, para ofrecer mayor seguridad.


Este modelo fue la señal de inicio de una experiencia de conducción totalmente distinta de Porsche. Se podía conducir con el techo totalmente cerrado o completamente abierto o con la parte central de dicho techo o con la ventana posterior bajada. Estas características se integraría no solo a las generaciones futuras del 911, sino a otros modelos de la marca como el 914 y el Carrera GT.


Su nombre provino de la carrera de pruebas siciliana Targa Florio, en donde el fabricante alemán había tenido grandes éxitos desde mediados de 1950. Pero fue hasta 1965 cuanto Porsche presentó la propuesta de patente para el concepto Targa y, a partir de finales de 1966, el modelo complementó al coupé de los 911, 911 S y 912.


Desde finales del tercer trimestre de 1967, los clientes también podían pedir sus Targa, de manera opcional, con una ventana trasera fija y calefactable, hecha con un cristal de seguridad, en lugar de la plegable de plástico. Esta solución pasó a formar parte del equipamiento de serie solo un año más tarde y se mantuvo sin cambios como un elemento del Targa prácticamente hasta 1993.


Fue en los noventa cuando la cuarta generación del 911, el serie 933, se presentó en combinación con una carrocería de nuevo diseño. Por primera vez en el 911, las aletas delanteras eran más anchas y bastante más planas. Las posteriores también eran más anchas y se prolongaban en línea recta hacia atrás.


Además se le hicieron un buen número de mejoras en el motor y el chasis, la generación 993 llevó la idea Targa por una dirección completamente nueva, sin la clásica barra antivuelco. El techo, hecho en un cristal tintado termoaislante que iba desde el marco del parabrisas hasta atrás, ahora estaba encajado en una estructura de seguridad longitudinal.

Con el paso de los años este modelo ha ido sufriendo diversos cambios en su diseño y hasta en la forma en como se presenta. En los tiempos actuales, el más reciente lanzamiento del nuevo Porsche 911 Targa tuvo que llevarse a cabo, por primera vez, de manera virtual.



69 vistas

Av paseo de los tamarindos #400

Bosque de las lomas 

Delegación Miguel Hidalgo

Lunes a Viernes

8 am - 6 pm

Previa Cita

© 2019 Garage MexI  Todos los derechos Reservados  I  Desarrollado por RagaDigitalStartup