Las fronteras entre lo digital y analógico se rompen en el mundo automotriz.


Una nueva gama de vehículos de lujo perfila experiencias que difuminan los límites de la imaginación. La clave se encuentra en sus tableros inteligentes.


Las fronteras entre lo digital y analógico están desapareciendo, para dar paso a una nueva era de interacción entre las personas y sus autos. El despliegue tecnológico ha comenzado con el desarrollo de software al cual se puede acceder mediante pantallas táctiles que representan una auténtica ventana al futuro inmediato.

Mercedes-Benz es una referencia en el tema, con MBUX (Mercedes Benz User Experience), un software con capacidad de aprendizaje. La más reciente generación del EQS posee este sistema integrado en un panel OLED de 56 pulgadas que abarca todo el espacio del tablero. MBUX Hyperscreen se compone de tres pantallas: una destinada únicamente al conductor, con el cuadro de instrumentos digital y funciones estratégicas para el manejo del auto eléctrico; otra, una consola central con el mapa de navegación; la tercera está reservada al copiloto.

El sistema, en el que la firma ha trabajado por más de una década, representa una pieza estratégica en la gestión energética, conectividad, comunicación y confort en todo el habitáculo, incluida la programación de masajes en los asientos.


La consola central, en tanto, permite configurar el entretenimiento para los pasajeros, quienes podrán disfrutar de los contenidos a través de sus pantallas individualizadas en los asientos traseros o seleccionar un ambiente de relajación en la cabina con iluminación interactiva.


TENDENCIA MOTRIZ

Éste es sólo el comienzo. Los especialistas prevén que el desarrollo de paneles de control inteligentes alcanzará niveles de experiencia inimaginables.

“Será un cambio de paradigma hacia un diálogo más intuitivo, personal y emocional”, considera Carlos Real, coordinador de ConnectedDrive para México de BMW.


“La nueva generación de BMW iDrive lleva la interacción entre el conductor y el vehículo a un futuro digital, en el cual muchos equipos se están volviendo cada vez más inteligentes” Carlos Real coordinador de Connecteddrive BMW


La nueva generación del sistema BMW iDrive se implementará en el modelo iX, programado para debutar en los últimos meses de 2021. Se contempla un panel curvo que integre dos pantallas: una de información y otra de control. Éstas se fusionan en una sola unidad para operar los sistemas de navegación, aire acondicionado e infoentretenimiento, entre otros.


Al interactuar con el nuevo sistema, los usuarios del vehículo se beneficiarán de una vivencia excepcional. En el futuro próximo será posible almacenar, de forma segura, configuraciones más personalizadas en el BMW iDrive y transferirlas entre vehículos.

En tanto, los sistemas de software como el BMW iDrive o MBUX están pensados para aprender cada vez más de los conductores, ofreciéndoles funciones que se adapten a su estilo de vida y conducción.


Los paneles táctiles proyectan información de navegación en Realidad Aumentada, como la velocidad en el parabrisas; así, el piloto no tendrá que desviar la mirada del camino. Una nueva clase de vehículos de lujo se prepara para la conquista; la tecnología está muy cerca de redefinir la nueva experiencia al volante.




3 vistas0 comentarios