top of page

Carga inalámbrica para tu automóvil eléctrico


Igual que sucede hoy con nuestros dispositivos móviles, la carga inalámbrica para el auto eléctrico podría ser algo fundamental en el futuro, pues todo apunta a que esta carga del vehículo electrificado en los próximos tiempos podría ser simplemente una cuestión de aparcar, y cuando volvamos a él estará completamente cargado.


Por eso, y una vez que nos acostumbremos, es probable que no pensemos en la carga manual. Todo ello es lo que se ve a partir de este tipo de recarga, la misma que, aunque tímidamente, ya está funcionando en ciertas marcas y que se ve muy bien para el uso que podemos tener en nuestros días.



El motivo de esta tecnología es debido, en cierto modo, a que, en tanto que se tiene que usar casi a diario, el formato con cables puede ser un proceso algo tedioso y, en algunos momentos, hasta frágil.


En este sentido, los avances mundiales de la tecnología apuntan hacia la carga inalámbrica, atendiendo dos puntos claves: la autonomía y la capacidad de las baterías.


Los especialistas auguran un desarrollo acelerado de esta forma de recarga, dados los signos de la tecnología actual. Lo que ahora se aplica a dispositivos pequeños como los smartphones, estará disponible para favorecer la autonomía de los autos, un aspecto realmente valioso en estos momentos, tanto para fabricantes como para los usuarios que están pensando en pasarse a estos vehículos con baterías. Posiblemente, los avances de sistemas de carga inalámbrica determinen baterías menos pesadas para el área urbana. En el caso de viajes interurbanos, se utilizarían baterías más grandes y estaciones de recarga en carretera.


Ahora bien, al respecto de ella, ¿por qué se puede esperar algo favorable para el presente y el futuro de la automoción? Pues, entre otros puntos como hemos mencionado, porque permitirá no depender tanto de los puntos de recarga como sucede hoy en día.

Como tal, lo que se ve para el futuro no es otra cosa que el conductor pueda dejar el coche en casa en el lugar que desee, sin tener que posicionarlo cerca de un cargador para enchufarlo. Tampoco estar pendiente de si alinea el coche correctamente sobre la plataforma de recarga inalámbrica.



Esto es algo que ya se está observando con marcas como Audi, BMW, Mercedes o Volkswagen, aunque todavía se encuentra en fase de desarrollo, y se prevé que en apenas unos años se pueda utilizar en la mayor parte de los vehículos, si bien está pensada para que sea más generalizada y accesible al público general.


Es más; como ha repetido en alguna ocasión Volkswagen con su ID.4, con quien ya se trabaja en este tipo de recarga, es que la inalámbrica ofrece ventajas en la velocidad, pues, a diferencia de la carga estándar que puede tardar varias horas en completar toda la batería de un coche, la carga inalámbrica proporciona una experiencia de carga más rápida, reduciendo el tiempo de carga a unos 20 minutos.


Se harán así con todo el potencial para convertirse en un elemento clave en la industria de los vehículos eléctricos, bajo la promesa de que la conducción de los mismos sea más cómoda para muchas personas.

13 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page