top of page

Bugatti entrega el último Chiron Super Sport 300+ y pone fin a una época


El Chiron Super Sport 300+ superó los 490 km/h seguía acelerando a esa velocidad, pero el piloto de LeMans, Andy Wallace, no buscó los 500 km/h por no conocer los límites de los neumáticos.


Bugatti entregó el último de los Chiron Super Sport 300+ y cerró el exitoso capítulo del primer auto de producción en superar las 300 mph.

Ya son casi tres largos años desde aquel día en septiembre de 2019 cuando se rompió este récord. Bugatti había llevado un auto de producción hasta las 300 millas por hora y más allá, anunciando la producción de 30 unidades de ese modelo por 3.6 millones de dólares cada una.


Bien, ahora esas 30 unidades se han ido y el Bugatti Chiron Super Sport 300+ quedará inmortalizado en algo mas que un libro de récords, como el primero en la historia en haber superado un reto técnico de una magnitud gigantesca.


Conducido por el ex-piloto de LeMans, Andy Wallace, el Chiron Super Sport 300+ devoró la mítica pista de pruebas de Ehra Lessein en Alemania, propiedad del Grupo Volkswagen, a 304.773 mph, equivalente a 490.484 km/h.


El motor W16 pasó de 1,480 y 1,580 hp, se optimizaron los engranajes de la transmisión y se creo una carrocería longtail que extendía la longitud total del Chiron en 250 mm, reduciendo el arrastre aerodinámico en un 40 por ciento. Sin estas modificaciones, el Chiron se quedaba en una máxima de 420 km/h.


Curiosamente, estos cambios también hicieron del Chiron un auto más eficiente, pues redujeron los consumos y las emisiones de gases CO2. Ahora, Bugatti afronta la salida de producción de las últimas variantes del Chiron y su paso a la electrificación de la mano de Porsche y Rimac, pero siempre con la mira puesta en romper las barreras de la física, acompañada de su fiable e impresionante W16.

13 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page