Bugatti Divo: El hiperdeportivo que no solo brilla por su potencia.


El nivel de personalización que requirió este auto deportivo implicó un gran reto para el equipo de diseño y los resultados son asombrosos.


“Un Bugatti Divo con diseño de diamantes en la carrocería”: ése fue el pedido que en un inicio parecía una tarea sencilla, pero se convirtió en un reto de dimensiones mayúsculas y los resultados en este hiperdeportivo son simplemente asombrosos.


Pocas siluetas tan llamativas como el Bugatti Divo ‘Lady Bug’ se han logrado al hablar de personalizar un vehículo. Cuando este modelo apareció en 2018 su portentosa figura de inmediato llamó la atención de todos los amantes y coleccionistas de autos deportivos.

Pero no terminó ahí: lo que vino después es deslumbrante. Uno de los 40 exclusivos clientes que tendrán la posibilidad de tener este vehículo en su cochera quería que la carrocería incluyera un diseño de diamantes.


Para el equipo de la firma francesa el reto consistió en incorporar estas figuras geométricas sin que sufrieran ningún tipo de deformación, por las estilizadas líneas curvas que caracterizan a este lujoso hiperdeportivo.


Su desarrollo llevó más de año y medio para encontrar las soluciones técnicas y gráficas que hicieran ese sueño posible. Integrar un patrón de 1,600 diamantes se convirtió así en un reto para llevar la personalización de un auto deportivo a otro nivel.


“El ‘Lady Bug’ fue un desafío excepcional y, al mismo tiempo, una experiencia inolvidable”

Jörg Grumer, jefe de Color & Trim en Bugatti Design.


Los resultados y la precisión milimétrica de cada una de estas figuras son sorprendentes. Su aspecto resalta aún más con el uso del efecto de la pintura ‘Customer Special Red’ en donde se combina con maestría casi artesanal el estilizado color rojo con tonos negros. Esto le da un aspecto elegante y llamativo a la vez.


Al igual que el resto de las cuarenta unidades que se fabricaron del Bugatti Divo, este hiperdeportivo está propulsado por un motor W16 de 8 litros y 1,500 CV, con lo cual alcanza una velocidad máxima restringida de 380 km. Su precio ronda los 125 millones de pesos mexicanos.


12 vistas0 comentarios