Así lucirán los Safety Cars de Aston Martin esta temporada de la F1.


Por primera vez en la historia del máximo circuito, la firma británica proveerá el safety car junto con Mercedes.


Tras 60 años de ausencia como escudería participante en la Fórmula 1, Aston Martin también será el proveedor oficial, junto con Mercedes, de los vehículos de seguridad y médicos en el máximo circuito este 2021.


Para ello, la firma británica tomará la ‘pole position’ con un auto basado en el modelo ‘Vantage’. El vehículo médico, en tanto, será una edición adaptada del Aston Martin DBX —la primera SUV del fabricante—.


Será durante los test de pretemporada, que anteceden al Gran Premio de Bahréin, en donde estos modelos harán su debut. Con ello, se convertirán en la primera vez que dichos vehículos lleven las alas de la firma británica.


Para controlar el ritmo de la carrera, el auto de seguridad en la Fórmula 1 tendrá importantes mejoras aerodinámicas y del chasis. Al ‘Vantage’ se le hicieron algunas modificaciones ligeras para cumplir con las reglas de la Federación Internacional del Automóvil (FIA). Éstas se centraron en mejorar el rendimiento en las pistas y los tiempos de vuelta.


“Estoy muy orgulloso de que la marca regrese a la Fórmula 1, el pináculo del deporte motor, por primera vez en más de 60 años, y representa el comienzo de una nueva era para Aston Martin.”

Tobias Moers, CEO Aston Martin Lagonda.


Con ese objetivo se aumentó la potencia de 25 CV hasta los 535 CV gracias a un motor biturbo de 4.0 litros. Esto le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 3.5 segundos, con sus 685 Nm de par máximo sostenido durante más tiempo.


En el apartado aerodinámico se le integró una parrilla, la cual —junto con un divisor delantero— crea 155.6 kg carga aerodinámica a 200 km/h, lo que representa más de 60 kg respecto a la versión de producción. De igual forma se le realizaron modificaciones en la suspensión, la dirección y los amortiguadores.


El Safety Car médico de la Fórmula 1


Por otra parte, la firma británica utilizará una versión modificada del DBX como vehículo médico. A éste se le incluyó la pintura Aston Martin Racing Green de 2021 con algunos acentos lime green. La silueta exterior integra una matrícula trasera LED, al igual que una barra de luces LED montadas en el techo del vehículo.


Este auto requiere llevar una cantidad importante de equipo médico: desfibrilador, dos extintores y un kit de quemaduras, entre otros. Por esta razón, el amplio espacio que ofrece una SUV es más ideal para un vehículo de esta naturaleza.


Será el próximo 28 de marzo cuando comience la temporada 2021 de la Fórmula 1. Eso marcará el regreso de Aston Martin a la máxima competencia, cuyo monoplaza estará acompañado por dos autos más del fabricante oestemidlandés.


1 vista0 comentarios